GLADYS NUÑEZ, Presidenta del Centro de Padres y Apoderados de Las Concentradas: ¿POR QUÉ NOS VAN A SACAR DE UNA ESCUELA QUE SE PUEDE REPARAR Y ESTÁ BIEN UBICADA?

Por Francisco Letelier T. / Diario el Centro, domingo 9 de septiembre de 2012

Gladys Núñez Bustamante, ex alumna de la Escuela de Líderes de Ciudad (iniciativa de SUR Corporación y Surmaule), se encarga de aclarar que no es talquina. Hace más de dos décadas llegó a la ciudad, obligada por las circunstancias laborales de su marido, y –según cuenta- poco interesada en los asuntos sociales. Sin embargo, por sus hijos estudiantes de las escuelas “Las Concentradas” se decidió a participar de la directiva del Centro de Padres y Apoderados y hoy, es una de las principales líderes de la lucha por su conservación.

Click para descargar en formato PDF

¿Cuándo llegas a la directiva de Las Concentradas?

En el año 2009, un año antes del terremoto. Así comencé, en tiempos normales, preguntándome qué había que hacer para darle a los estudiantes mejores condiciones. Estábamos construyendo unas salas para prekinder con enfermería, que es lo que exige la ley, y en eso nos sucedió el terremoto”.

…Cambió el foco de tu gestión…

“Claro. Lo primero que te dicen es “se van por un año hasta que se logre reparar”. Pero luego nos dimos cuenta que las autoridades ya no querían reparar.  Al principio sí, pero después se dieron cuenta de que ¡aquí hay un negocio re encachado que hacer!  ¿Por qué mejor no sacamos estos colegios de aquí?, ¿Para qué vamos a seguir con estos colegios aquí? Esa fue la reflexión de estas autoridades; el alcalde siempre ha pensado que ese es un espacio perdido y cuando tú empiezas a escucharlos decir que no les interesa lo que le suceda al común de la gente, o referirse a  la gente de “menos recursos”, te das cuenta que las autoridades hacen lo que quieren y nadie dice nada”.

¿Tu convicción radica en que eso ya no puede ser así?

“Es como despertar de repente y decir NO.  No podemos seguir permitiendo que se nos pase a llevar, no lo podemos aceptar.  Tenemos que decir basta. Yo creo que el terremoto nos ayudó a despertar”.

Básicamente, ¿cuáles eran los argumentos para oponerse a la destrucción de las escuelas?

“Que es un colegio que tiene un lugar de privilegio de partida, que cobija a los alumnos de más bajos recursos, pero también a alumnos de todos los sectores de Talca.  Decíamos, ¿por qué nos van a sacar? Es un colegio que tiene reparación, que está bien ubicado; este espacio no lo van a poder ocupar en otras cosas”.

ROL CIUDADANO

¿Crees que hay una suerte de inmovilización ciudadana frente a este tipo de conflictos urbanos?

Exactamente, estamos demasiado individualistas… Sabes que en el municipio, tanto el alcalde como el administrador preguntaban ¿en qué curso tienes tú a tu hijo?, cuando le decían en sexto, respondían “y entonces qué estai lesiando”. Yo le hubiera dicho tengo uno en octavo, y cuando salga pienso seguir luchando igual. Estoy luchando por un edificio, por un edificio que es talquino, que no puede desaparecer”.

¿Cómo ves Talca hoy día?

Sigo viéndola dormida, el Estado sigue dormido, nosotros seguimos esperando, porque si tú comparas lo fiscal, lo municipal con lo particular, hay una diferencia. Cuando uno escucha en las noticias que Talca está renaciendo… yo digo que Talca después del terremoto va a ser la ciudad de los galpones. No se invierte en recuperar lo que había; si yo veo el mercado central, veo que hay otros intereses creados, donde prima el dinero”.

 ¿Crees en la política?

Sí, pero no me meten el dedo en la boca. Me formo mi propia opinión. Hay que leer, hay que investigar, hay que escuchar y hay que participar”.

¿Cómo crees que se pueden ordenar las demandas ciudadanas con la política?, ¿cuáles son los canales que están fallando?

“¿Sabe cómo? Eligiendo al mejor senador, diputado y alcalde que nos representen, que realmente escuchen lo que nosotros estamos diciendo. Los que trabajen en pos de la ciudadanía y no de sus intereses. Por ahí empieza el asunto, haciéndoles conciencia a los políticos de que trabajen realmente, porque la gente los votó”.

Entendiendo que la ELCI es un aporte en la trayectoria de las personas ¿qué aspecto relevas de la Escuela?

“Que te van mostrando las cosas, cómo articular las redes para que haya un apoyo entre todas las dirigencias que existen. Dos cosas son importantes creo yo: la constancia y que la unión hace la fuerza. Creo que este país no funciona porque estamos todos en pequeñas partes, no nos juntamos para luchar. Cuando salimos a la calle salimos muchas personas, debiéramos haber salido muchas más. Yo voy a participar con los estudiantes, porque mis futuros nietos son los que necesitan… mucha gente se olvidó de que estudió gratis”.

1.363 visitas

2003 - 2018 Escuela de Líderes de Ciudad