Internalizando lo colectivo en su labor dirigencial

18 Marzo, 2012, por ELCI, 1.047 visitas

Entrevista a: Micaela Torres Machuca. Por: Francisca Oróstica.

La Presidenta del Comité “Sin Tierra” del Barrio Seminario San Pelayo y de la Junta de Vecinos del sector, Micaela Torres, es una de las dirigentas destacadas de la Escuela de Líderes de Ciudad 2011.

El propósito del Comité de los “Sin Tierra”, explica, es permanecer en los Barrios Históricos de Talca y no ser desplazados a la periferia, logrando viviendas en localizaciones dignas, lo que dado el contexto posterremoto en la ciudad, se hace muy difícil. Doble desafío, si se le suma el objetivo que la motiva como dirigenta de su Junta de Vecinos: “Crear conciencia de la importancia de la participación ciudadana, y cómo la ciudadanía puede interceder en la toma de decisiones, para logar una participación vinculante”.

Sin embargo y pese a las dificultades, el año 2011 termina con grandes logros para su gestión, tales como la formación de los diferentes comités después del Terremoto: “SIN TIERRA – REPARACIÓN – CON TERRENO”, indica. Asimismo, logró junto a su comunidad, ser el único comité de sin tierra con una solución real por concretarse y el único barrio que “tendrá casas en la misma modalidad de la línea continua pero en otra materialidad”; además de la adjudicación del primer proyecto obtenido por su Junta Vecinal denominado “Fortaleciendo y Reconstruyendo nuestra Junta Vecinal”.

Cuando se le pregunta por la Escuela de Líderes y si acaso sus contenidos le han sido útiles en su labor dirigencial, responde un sí rotundo. “Nunca pensé estar en esta situación, fueron las circunstancias del terremoto…Y para ser súper sincera, pensando primero en la solución particular. Después, con la ayuda de Surmaule, SUR Corporación y la Escuela de Líderes de Ciudad, se internalizó lo colectivo. Y los pequeños logros obtenidos son gracias a estas instituciones”, reflexiona.

Así las cosas, este año finaliza con su trabajo constante en el Comité Sin Tierra “presionando para que el proyecto salga lo antes posible; presentando y armando la carpeta Legal y técnica, para que construyan las viviendas de línea continúa “con otra constructora, no la Independencia, porque la materialidad ofrecida por ésta es de mala calidad… las nuestras serán de ladrillo”. Mientras, esperando el 2012 con la esperanza de ver construido el edificio en La Florida que albergará a las familias de su barrio que lo perdieron todo durante el terremoto. “Ver a las familias felices viviendo en algo sólido, seguro, seco, sin frío… en forma digna y justa” finaliza.

Diciembre 2011