Mesas Territoriales mirando la ciudad: autogestión y poder vecinal

20 julio, 2017, por ELCI, 396 visitas

Programa TAC, julio de 2017

Más de tres años de trabajo ininterrumpido, junto a importantes logros para sus territorios avalan a las Mesas Territoriales del sector norte de Talca: Las Américas-Doña Rosa, el Territorio 5 (Faustino González) y la Unidad Vecinal 46.  Entendidas como espacios vecinales de encuentro, de análisis, de coordinación, de generación de propuestas y de negociación, las Mesas han aprehendido una nueva forma de hacer las cosas en beneficio del bien común vecinal, ampliando la mirada más allá de las necesidades de la junta de vecinos o la villa.

El incremento de su propio poder vecinal y capacidad de autogestión se advierte en logros como el diseño participativo y la ejecución del Parque de la 17 Norte, el Canal de la Luz y el Plan de Regeneración Urbana en Las Américas, la instauración del Día de la Unidad Vecinal 46, etc., etc. Ello ha sido posible por la perseverancia y capacidad de gestión de líderes y dirigentes/as vecinales, que en su quehacer desde las Mesas han estimulado la participación de vecinos, vecinas y otros actores; se han capacitado y han ido desplegando competencias para el diálogo y la negociación, sin perder de vista al territorio vecinal como objeto de su actuación e incidencia orientada a mejorar su calidad de vida socio urbana.

El Programa Territorio y Acción Colectiva TAC [1] fue y es el entorno propicio y/o habilitante de este proceso. No obstante lo central fueron las capacidades propias para identificar situaciones de injusticia, la memoria colectiva y la propia experiencia social, así como la capacidad para convertir el malestar en propuestas viables que fueron presentadas a las autoridades comunales y regionales. Y cuando una persona o un territorio “aprende” a llamar los problemas por su nombre, a hacer las cosas de una manera distinta y fructífera, existe algo que permanece en ella (o en el territorio) más allá de la experiencia en la cual aprendió. Las Mesas Territoriales han acumulado poder y capacidad de autogestión, de manera tal que pueden actuar sobre la base de éstas y así se proyectan.

El desafío que hoy identifican estas Mesas es un trabajo conjunto para enfrentar problemas que les son comunes, como el mejorar la conectividad entre los tres territorios, abordar el problema de los canales de agua, entre otros. Es decir, están orientando su capacidad de autogestión vecinal y de propuesta ahora en relación a la ciudad, a los problemas urbanos que generan desigualdades entre los territorios e impiden la integración social.

 

Patricia Boyco Chioino, Corporación SUR

Jennifer Gualteros Pastrana, ONG Surmaule

[1] Iniciativa de SUR Corporación de Estudios Sociales y Educación, ONG Surmaule y la Universidad Católica del Maule.