Políticas urbanas en los primeros meses del gobierno de Sebastián Piñera: entre la equidad y la eficiencia

Alfredo Rodríguez y Paula Rodríguez

El 11 de marzo de 2010, entre fuertes réplicas del mega-terremoto del 27 de
febrero, se realizó el traspaso de mando presidencial. En el edificio del Congreso, el
Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) proclamó Presidente a Sebastián Piñera,
el candidato de la Alianza por Chile, coalición política integrada por sectores de
derecha (autoritarios) y centro-derecha (democráticos). Este acto implicó el fin
de veinte años (1990–2010) de gobiernos de la Concertación de Partidos por la
Democracia, cuyo origen fue la Concertación de Partidos por el No, creada en
1988 para el Plebiscito Nacional en el que se dirimía la continuidad o el fin de la
dictadura militar (1973–1990).
El encargo para escribir este artículo ha sido revisar las políticas urbanas y su
materialización durante los primeros meses del gobierno del actual Presidente de
la República, a partir de la noción de ‘equidad’; esto es, si las políticas incorporan
el concepto, incluyen medidas para avanzar en esa dirección y si logran identificar
caminos de solución a muchos problemas que la Concertación no logró resolver.2
La equidad, comprendida como ideal normativo, nos permite definir una situación
ideal, ofrecer una visión alternativa y, como señala Young (1990: 226), puede inspirar

Click aquí para descargar en formato PDF

554 visitas

2003 - 2018 Escuela de Líderes de Ciudad