Por un espacio para las mujeres y sin censura

19 Marzo, 2012, por ELCI, 1.613 visitas

Entrevista a: Guacolda Saavedra Rojas. Por Francisca Oróstica.

Emblemática integrante del Centro Social Quidell e incansable colaboradora de la Red Chilena contra la Violencia Doméstica y Sexual y de la Agrupación de Organizaciones de Mujeres de la región del Maule; Guacolda Saavedra Rojas centra su labor como lidereza de ciudad, en prevenir, denunciar y luchar por la erradicación de la violencia contra las mujeres y las niñas en nuestro país.

Dentro de sus principales logros en esta tarea, menciona el reconocimiento como emprendedora social –en 2010 junto a su compañera Benedicta Aravena, fue parte del Global Entrepreneurship Monitor, estudio elaborado por la Universidad del Desarrollo sobre Mujeres y actividad emprendedora en Chile- además de la realización de talleres con mujeres en sectores sociales vulnerables; ser parte del equipo que realizó los talleres educativos a alumnos/as de los cinco escuelas de Talca que tuvo como resultado la elaboración de un Cuadernillo Pedagógico sobre prevención de violencia hacia las mujeres; su participación e el Mapeo de Riesgos en el sector donde está ubicado el Centro Social Quidell; la activa participación que tuvo en la creación de la Agenda de Mujeres para la Reconstrucción con Equidad; y las diferentes capacitaciones sobre liderazgo, habilidades comunicacionales, Salud Ocupacional, Comunicación Radial Feminista, entre otras, que la tuvieron durante todo este año ocupada y atenta a su labor social y comunitaria.

Guacolda Saavedra es una líder activa, y su paso por la Escuela de Líderes de Ciudad le ha permitido sumar herramientas a su formación como educadora popular y apoyar a otras mujeres en este camino. “Me siento empoderada como mujer para colaborar con otras mujeres que aún no tienen este desarrollo, siendo éste un compromiso personal de entregar herramientas y saberes para que también esas mujeres lo logren y sean líderes”, declara.

Es por esta razón que esta líder de ciudad recibe el 2012 elaborando la propuesta de Subvención Municipal para el Centro Social donde se desempeña e informándose sobre fechas y requisitos para postular a proyectos que permitan la solvencia de la organización. Pero además, un desafío que la mantiene en alerta: “Lograr una Radio Comunitaria de nosotras las mujeres, para tener un espacio comunicacional de nuestros temas y sin censura”.

Diciembre 2011