Santa Olga y el derecho a soñar

13 Febrero, 2017, por ELCI, 239 visitas

Hace siete años, el 27 de febrero de 2010, un violento terremoto sacudió la zona centro sur del país. La Región del Maule fue una de las más afectadas, y el centro histórico de Talca, su capital, el más dañado. Pasada la emergencia, un conjunto de organizaciones sociales, centros de estudios y colegios profesionales, entre otros, propusimos que la reconstrucción la enfrentara una institucionalidad local (Corporación de Desarrollo dependiente del Municipio), con amplias atribuciones. A pesar que la propuesta fue aprobada en sesión del Concejo Municipal de Talca, el gobierno central decidió entregar la reconstrucción a algunos grupos económicos. Lo que vimos fue que se activó el “mercado de la reconstrucción”, perdiéndose una valiosa oportunidad para fortalecer la capacidad de acción y propuesta en los espacios locales.

Siete años después, la Región del Maule -junto a otras- está siendo afectada por voraces y masivos incendios, que han destruido centenares de viviendas y decenas de miles de hectáreas. Nuevamente la catástrofe y nuevamente la pregunta: ¿cuál será el modelo de reconstrucción?

Al respecto compartimos el artículo que sobre Santa Olga, el pueblo consumido por las llamas, escribe Miguel Lawner. Según Lawner, hoy se está perdiendo otra oportunidad para hacer las cosas bien, de manera solidaria, sustentable y participativa, y para sentar antecedentes de actuación ante los desastres, a través de una institucionalidad adecuada. “A estas alturas está claro que no existe la convicción ni la voluntad política de cambiar la modalidad de enfrentar las catástrofes. El Estado rehúsa conducir el desarrollo urbano”.

Patricia Boyco Ch.

 
Haga click aquí para leer el artículo de Miguel Lawner en El Mostrador