Acerca del programa

3.443 visitas

¿QUÉ ES LA ESCUELA DE LÍDERES DE CIUDAD?

La Escuela de Líderes de Ciudad es un programa de formación para la acción ciudadana, que se propone renovar y generar liderazgos sociales para incidir con voz propia en los procesos de cambio y desarrollo de la ciudad de Talca, en un ejercicio del poder más democrático e inclusivo.
Heredera de la Escuela de Planificadores Sociales-EPS/SUR (creada en 1987), la Escuela de Líderes de Ciudad es una iniciativa de SUR Corporación de Estudios Sociales y Educación que desde el año 2003 se desarrolla en forma ininterrumpida en Talca, en convenio con ONG Surmaule y EED de Alemania.

El eje temático de la Escuela ha sido y es la Ciudad, entendida como un espacio físico y simbólico en construcción y disputa entre actores con distinto poder de decisión. Para la Escuela, en los últimos años se ha acentuado una confluencia “virtuosa” entre los actores políticos y del mercado, que junto a la institucionalidad, la legislación y normativas urbanas, construyen y desarrollan las ciudades en función de los intereses económicos de grupos de elite. El resultado es una ciudad fragmentada y segregada residencial, social y espacialmente. Por su parte, la posibilidad de la ciudadanía de influir en este sistema de producción de las ciudades es débil. Ello explica la actual debilidad del sistema democrático, caracterizado por la distancia entre la ciudadanía y la política. Los intereses económicos y la supremacía del mercado hegemonizan la esfera público-política, impidiendo la deliberación y el debate democrático entre distintos actores, respecto a cómo orientar el desarrollo de las ciudades de manera de asegurar la integración social, la calidad y condiciones de vida dignas.

En los últimos ocho años (2003-2010) la Escuela de Líderes de Ciudad (ELCI) se ha consolidado en la ciudad de Talca como un actor institucional relevante y como espacio de formación ciudadana. Durante este tiempo, la Escuela ha formado a más de 250 líderes y dirigentes, acompañando la acción de los sujetos en distintos ámbitos relacionados con las transformaciones y problemas que experimenta la ciudad.

El terremoto del 27 de febrero de 2010 instaló nuevos desafíos y preguntas para la Escuela, acerca del futuro de la ciudad y el rol de sus ciudadanos/as en la reconstrucción. La importante actuación de muchos de sus ex alumnos/as en el proceso ciudadano pos-terremoto y particularmente en la realización del Cabildo de Talca y la formación del Movimiento Ciudadano Talca con Todos y Todas (junio-agosto 2010), es la expresión más clara de que la Escuela logró el impacto buscado. Ha contribuido a que exista una ciudadanía activa que tiene una mirada y una aspiración ético-política que intenta disputar en el espacio público el sentido y el desarrollo de la ciudad que quiere.

En la primera fase del pos terremoto (marzo – noviembre 2010) la Escuela se preocupó por promover una mirada ciudadana acerca del tratamiento de la emergencia y la reconstrucción, a través de la realización de foros y seminarios y de la producción del periódico Palabra Ciudadana, gestionado en alianza con un grupos de ex alumnos/as. Al mismo tiempo, la Escuela brindó apoyo técnico al proceso de asociatividad de numerosas organizaciones sociales articuladas hoy en torno al Cabildo y Movimiento Ciudadano Talca con Todos y Todas, y finalmente ha acompañado, a través de un proceso formativo, los liderazgos territoriales que han surgido durante estos meses y que vienen a engrosar el tejido social crítico en la ciudad.

En el período 2011-2014 la Escuela requiere complementar la mirada ético – política que los ciudadanos/as en tanto sujetos han construido sobre la ciudad, y que se plasma en la articulación ciudadana pos – terremoto, con el desarrollo de propuestas con mayores niveles de formalización y oportunidad para disputar el espacio público. Lo anterior implica que la Escuela, en términos de objetivo en el trienio, asuma el desafío de especializar el conocimiento y las competencias de distintos líderes de grupos y organizaciones ciudadanas para mejorar sus capacidades e influir en la toma de decisiones públicas vinculadas a la construcción de la ciudad, particularmente en el contexto de la reconstrucción.