Ex colegio en ruinas es el gran dolor de cabeza de vecinos del sector nororiente de Talca

Afectados directos pertenecen a Villa El Parque I, II y III

Se trata del terreno que albergara al establecimiento educacional San Andrés, el cual hoy se encuentra abandonado. Vecinos enviaron carta denuncia a la Seremía de Salud

Fuente: Diario El Centro | 28-11-2015

miniaturas

TALCA.- Es una realidad que deben vivir a diario. Para los vecinos de los conjuntos habitacionales Villa El Parque I, II y III no es fácil compartir el espacio con un recinto abandonado y a mal traer. Ellos apuntan a la construcción que, hasta hace unos años, albergara al desaparecido Colegio San Andrés. Esa es, según ellos, la causal de todos sus males.

La derruida estructura se encuentra en plena calle 17 Norte, al llegar a calle 16 Oriente. Sin ir más lejos los vecinos de aquel sector, además de representantes del Centro Familiar Parques de Eyelen, hicieron llegar una carta a la Seremía de Salud el día 25 de noviembre donde denuncian que este lugar es un foco de insalubridad, representando un riesgo a la salud de las personas.

El inicio de dicha misiva señala que la estructura del colegio abandonado “presenta características de basurero”, además de destacar el mantenimiento “en condiciones insalubres, con presencia de roedores, moscas y murciélagos, todos vectores que posibilitan la transmisión de enfermedades”.

La carta también sindica como responsable del espacio a “la inmobiliaria Doña Matilde SPA, por lo cual debe exigirse a dicha institución la inmediata limpieza, destrucción de muros, sanitización y aseguramiento perimetral del lugar”.

“AFEA NUESTRO SECTOR”
“Queremos apoyo de las autoridades para echar abajo el colegio, porque ya no podemos vivir con este tema. Nuestros niños ya no pueden jugar tranquilos porque los delincuentes vienen a meterse aquí”, dijo la presidenta de la junta de vecinos Villa El Parque III, Jacqueline Méndez.

Esta dirigente agrega que solo desea que las autoridades tomen cartas en el asunto de forma urgente.
Otra de las habitantes del sector que está bastante molesta con la situación es Maritza Rocha, dirigente de Villa El Parque I. Ella explicó que lo que en realidad quieren es que se cierre el perímetro como corresponde.

“Lo ideal es que esto se compre para que tenga un fin valioso para la comunidad, porque afea nuestro sector, nuestras casas y estamos aburridos y preocupados al ver niñas jovencitas drogadas, con alcohol, incluso teniendo intimidad”, argumentó.

Claudia Rossi también ha ayudado a estas personas, de hecho fue ella quien gestionó la redacción de la carta denuncia a la Seremía de Salud.

“En el documento se solicita un informe donde se indique cuáles son los reales problemas que tiene el colegio”, concluyó.

Promoción de la delincuencia

Filomena Díaz, presidenta de la junta de vecinos de Villa Parque Industrial, alegó que el abandono del terreno que albergara al colegio, hace mucho tiempo está generando trastornos a los vecinos. Coincide en que es un foco de delincuencia y drogadicción.

“El error más grande que se cometió es no haberlo demolido primero. Se construyó a su alrededor y los vecinos de este sector colindante están temerosos diariamente”, acotó.

Ismael Rojas es colaborador del Centro Familiar del sector y considera que se afecta la calidad de vida de quienes viven en el sector muy a menudo, “esto promueve la delincuencia, genera focos de infección”.

1.291 visitas

2003 - 2018 Escuela de Líderes de Ciudad