Mesa Territorial, vecinos y vecinas: Hacia un Plan Integral para el Territorio 5

Carlos Candía Campano, director en URBANO Consorcio | Diario El Centro, 11 de agosto de 2019

Si las obras de ciudad no se insertan en un «PLAN» la eficacia de ellas, en tanto inversión pública, disminuye drásticamente.

Cuesta olvidar la frase «Un sistema es mucho más que un conjunto» que caracteri­zaba al urbanista Alberto García Huidobro, entendiendo que un sistema posee una sinergia que posibilita extender sus beneficios a una mayor cantidad de habitan­tes. Lo anterior es muy importan­te ya que implementando «siste­mas urbanos» podemos conseguir alta cobertura territorial a baja inversión fiscal, cuestión clave para que municipalidades fi­nancieramente acotadas como las del Maule, saquen el mayor partido a cada peso que inviertan en obras urbanas.

1 Las ciudades

El Maule posee ciudades segrega­das: periferias como resultado de acumulación de casas insuficientemente abastecidas de espacio público, infraestructura y equipa­miento, promoviendo gran canti­dad de viajes al centro de la ciudad. Para esa solicitación de transporte no hay vialidad que aguante: tacos a la orden del día, ¿cierto?

Como «URBANO Consorcio», en asociación con SUR Profesionales y con apoyo de la Universidad Ca­
tólica del Maule, estamos elabo­rando un Plan Urbano Integral para el denominado «Territorio 5». Este sector conformado por Pobla­ción Faustino González y Villas El Parque, si bien se encuentra cerca al centro de Talca y de importantes equipamientos como el Gimnasio y el Hospital Regional ha quedado encapsulada por la línea del tren y la carretera.

Es por ello que este «Plan» busca, mediante una cartera de proyec­tos, integrar de manera más fluida este territorio al resto de la ciudad.

2 Los barrios

Esta superficie está compuesta por diversas juntas de vecinos con in­tereses divergentes, por ello se ha conformado una «Mesa Territorial» la cual define una visión articula­da de esta zona urbana que reune
a un total de 12 mil personas y a propósito de las próximas elecciones Municipales, 4 mil votantes en el marco de Talca podrían inclinar la balanza alcaldicia.

Para responder con una dimensión de áreas verdes equivalente al cú­mulo de casas que presentan estos barrios, es que diseñamos el pri­mer parque público entre Santia­go y Concepción que, construido por la Municipalidad de Talca, in­corporó participación ciudadana a nivel deliberativa (y no meramente informativa o consultiva). De este modo un tierral que separaba se ha convertido en un parque que conecta.

3 Los ingredientes

Este plan inyecta tres componen­tes: espacio público, equipamien­to e infraestructura, dotando a un tejido monofuncional de otro tipo de «células» las cuales nuclean a la comunidad debido a su naturaleza polifuncional y colectiva.

Estamos manejando 3 plazos para construir las obras: a 10, a 20 y a 40 años, incorporando un cronograma que aporta flexibili­dad no sólo en la toma de decisio­nes, sino especialmente respecto al proceso de inversión (típico pun­to de colapso).

La década inicial recuperaría re­cursos existentes (un jardín in­fantil incendiado, por ejemplo) así como la conversión del Gimnasio en un «Polideportivo Regional», generando un polo de vida sana y esparcimiento factible y que Talca requiere.

Este plan pone condiciones espe­cíficas a una visión compartida, trasladándonos desde el campo de las ambiciones abstractas al terreno de los objetivos con­cretos para, de ese modo, aban­donar la utopía y acercamos a una ciudad posible.

Más información: www.urbanoconsorcio.cl

 

 

 

233 visitas

2003 - 2018 Escuela de Líderes de Ciudad